martes, 9 de agosto de 2011

Esta tarde se casa mi niña...

,
Entre las muchas canciones que escuchamos juntos a bordo de la furgoneta, en las semanas que han precedido a la boda he recordado una. Yo era entonces un niño, pero hoy soy el padrino. El destino me ha querido regalar un privilegio que le correspondía a él. Diez años después de su muerte, he sido yo el que te ha acompañado de mi brazo al altar, pero ha sido su reloj, que hoy cuelga de mi muñeca, el que ha marcado los tiempos, el que ha puesto los segundos y los minutos con sus manecillas.

Decía que he venido recordando una canción que escuchaba cuando, de niño, iba y venía con mi padre, con el tuyo, tantos fines de semana de aquí para allá como copiloto. Sé que si él viviera hoy, también se habría acordado de ella. Son de esas cosas que se comentan en conversaciones de un padre con su hijo, que ni era aún adolescente, sobre el lejano día “en que se case alguna de tus hermanas”...

 

Hoy se ha casado la primera. Seguro que él habría escuchado entonces de nuevos aquello que compuso Ecos del Rocío, uno de sus grupos favoritos, y que decía: Esta tarde se casa mi niña, yo no sé si reírme o llorar. Yo, que escribo mejor que canto, hace algunas noches hilvané estas palabras con los versos del tema de estos cantantes andaluces, en el que un padre vive la boda de su hija:

Esta noche no sé si dormirme o sentarme un ratito a esperar
o sentarme un ratito a esperar
o pedirle mil veces a la Virgen (a la de las Angustias, añado yo)
que sin mí no le falta de ná

Miraba el padre al cuarto de su hija, como seguro que él hoy ha mirado desde algún lugar a San Pablo, donde, decía la canción, hasta el cura ha encendido otra vela cuando ha visto lo guapa que está.

Y el padre, papá, buscaba entonces a su esposa. Y cantaba Ecos del Rocío:

A su madre no la encuentro dejala que razones tendrá
para volverse a su cuarto un momento
no sabrá si reírse o llorar
está loca con el casamiento


Terminaba la canción, y termino yo también con ello, con una referencia del padre al novio:

Esta tarde no se qué decirle (a ti, Julio) cuando venga a abrazarme el chaval
Puede que le diga que si ha dicho que “sí” en el altar, que la quiera como el primer día
y si no que la vuelva a dejar como siempre a la verita mía 
O será suficiente el abrazo por la vida que van a empezar, por la vida que van a empezar
Y brindar con un golpe de vasos
porque en casa ya hay uno más


Ahí va, pues mi brindis:

Por Leti y por Julio, por la vida que hoy confirman, porque vea Salamanca, como nosotros la vemos hoy desde este comedor, muchos años de amor y felicidad. Y porque los sobrinos que vengan sean de la Unión…y semanasanteros. Pero de eso, llegado el momento, ya se encargará el tío.

¡Por Leti y Julio!

0 comentarios to “Esta tarde se casa mi niña...”

Publicar un comentario

 

Ejemplos de Coco Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger