viernes, 15 de julio de 2011

f [c] o c o s - Una mano sin carne ni hueso

,
AP

Michelle leía tumbada en la cama. Obama, mientras, se preparaba para irse a dormir. Sus compromisos como presidente de Estados Unidos le obligan a estrechar infinidad de manos, pero la de ese día había sido diferente. No era una mano al uso. Tenía cinco dedos, como todas, pero le faltaba el calor de las manos que aprietan en señal de amistad o gratitud. Una mano sin carne ni hueso. La mano derecha del sargento de primera clase Leroy Arthur Petry. La misma mano, ahora con cables por venas, que un día de mayo de 2008 una granada arrancó de su brazo en la afgana localidad de Paktya. El militar de 31 años recibía esta semana el mayor reconocimiento posible por su arrojo: la Medalla de Honor del Ejército norteamericano. Y las manos de sus compañeros, a los que libró de la explosión, aplaudían por él. Las de sus cuatro hijos, ocho manos, cuarenta dedos, quizás presumían de héroe.

Después, apagó la luz de la mesilla.

0 comentarios to “f [c] o c o s - Una mano sin carne ni hueso”

Publicar un comentario

 

Ejemplos de Coco Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger