lunes, 20 de junio de 2011

¿Cuánto pesa un titular de periódico?

,
Cuando la "indignación" rozaba ayer la hora del aperitivo dominical, los manifestantes más cercanos a las vallas que custodiaban el Congreso de los Diputados se llevaron a la boca siete gramos de color rojo. Casi sin esfuerzo, les quitaron el envoltorio para entretener su lengua con un corazón de járabe de glucosa. Un poco de fresa dulce para un músculo que llevaba horas articulando reproches y reivindicaciones hacia banqueros, políticos, policías y medios de comunicación. No pude ver quién repartía las piruletas de forma altruísta, pero iban de mano en mano. Se compartían. Eran de la marca Camelot, pero en los ingredientes no indicaba que hubieran sido fabricadas por el Rey Arturo. El caso es que pesaban poco.

No sé si más o menos que un titular de periódico, porque ¿cuánto pesa un titular de un diario? He intentado determinarlo con la báscula de mi cocina utilizando de ejemplo el que ayer abría la sección de Cultura de ABC, pero ni lo nota al posarlo. Puedo señalar, en cambio, que tiene cinco palabras, diez sílabas y 22 letras. Un verbo, dos sustantivos y un par de determinantes, masculino y femenino. Recortado mide lo que un rollo de papel higiénico y pesar, pesa menos que una piruleta de las de ayer, eso seguro.

No sé cuántas teclas del ordenador habré utilizado para escribir los tres párrafos anteriores, pero el teclado del portátil tiene 106. Y tres botones: uno para encenderlo, otro para desactivar el Wi-Fi y el tercero, casi en desuso, para introducir CDs. Vivo en un segundo. Para llegar hasta el portal de mi casa debo salvar 39 escalones. Justo enfrente está la parada del autobús. Hoy ha tardado en llegar 7 minutos. La puerta se ha abierto 5 veces antes de bajar. Me he dejado el capítulo de un libro sin terminar en la página 196.

Son solo cifras. Y ya saben que no hay mejor forma de despistar que echando mano de un buen puñado de ellas. Pero, al parecer, a veces las cifras son lo único que importan. No sé cuánto pesará el titular de hoy de La Razón ni tampoco cuánto mide el hashtag con el que se ha convertido en trending topic. Ni siquiera cuántas cabezas, brazos o piernas han borrado de su fotografía de portada si es que lo han hecho. Sólo sé que al periodismo le pesa. Y mucho.

Leer más

jueves, 16 de junio de 2011

La tele que se va

,
A esta nuestra televisión no va a haber santo espectador que la reconozca. No se extrañe si a la vuelta del verano zappea con el mando a distancia y encuentra todo manga por hombro, que en el vocabulario televisivo vendría a ser algo así como Tania Llasera por Ana Blanco.

En el habitual ir y venir de series y programas, que son como las altas y las bajas de los cromos de fútbol a principio de temporada, se viene produciendo en las últimas semanas una revolución en la parrilla.Menos mal que siempre nos quedará Jordi Hurtado. La Princesa Letizia, que las ha visto venir, ha pedido consejo a la Supernanny sobre si darles golosinas a Leonor y Sofía, no vaya a ser que su coach también se caiga de la parrilla de Cuatro. Cosas más extrañas se han visto, ¿o no han visto hoy al hombre con veinticuatro dedos?

Ahora que me estoy echando a perder y apenas si veo la televisión, más allá de la buena tertulia de Vicente Vallés y compañía cada noche (me encanta escuchar lo de "opinión de la mesa"), confieso que más de una vez me he decantado por Física o Química. Nadie es perfecto. Si se me permite la osadía, Yoli ha sido a la serie ¿adolescente? lo que Carmen Machi a Aída. Fue la última, junto con Olimpia, en salir de plano en la escena final, que para algo han sido las únicas en sobrevivir a una trama desgastada con tanto vaivén de actores.


Más vídeos en Antena3

Ya tampoco sabemos qué hacen en los programas de corazón. Los que nos divertimos con el mundo de la prensa rosa gracias a Patricia Conde y compañía tenemos ahora una razón menos para ver laSexta, en la que cambiará de franja Buenafuente: deja el late night para reinventarse con un nuevo formato, por ahora sin nombre ni apellidos. Eva Hache, que regresó a la programación con Zapatero como padrino, enmudece un mes después.


Y es que la tele está irreconocible, si hasta hay un mono que concursa y Jorge Javier y la Pantoja se sientan juntos en el plató de Supervivientes. Pablo Motos y Flo se van Antena 3 y a Neox, que va a terminar siendo un oasis en medio de una TDT plagada de repeticiones y diferidos. De eso y de cancelaciones. Veo7 ha sido la primera en reconocer su fracaso y los rumores apuntan a que más de una le seguirá los pasos no tardando mucho. Intereconomía, por si acaso, ha iniciado una campaña para pedir limosna a la audiencia.

La tarde de La 1 pierde España Directo. ¿Quién nos contará en directo ahora las caídas de campanarios en mitad de un terremoto? Y aunque sin confirmar, parece que Mariló pierde su mañana. Hoy al comienzo del magacín recurrió a una metáfora del eclipse de ayer para infundir ánimos a sus compañeros de plató con unas palabras que sonaban a despedida... y a cabreo.
Leer más

martes, 14 de junio de 2011

Un varal que ruboriza

,
Lo sucedido ayer en El Rocío debería servir para reflexionar. La Virgen tuvo que regresar antes a su templo por la ruptura de uno de los varales -el delantero derecho- del pequeño paso en el que surca las marismas cuando termina la Pascua. Fue la procesión más corta de su historia, cuentan los cronistas. A la suspensión del desfile le siguieron las lágrimas de los peregrinos, mitad decepción, mitad lamento. Se pregunta Jaime González en la quinta página de ABC por qué ocurrió. Pero lo extraño, en mi opinión, es que no se hubiera roto algún varal más.



Sin sueño de madrugada, presencié -gracias a Canal Sur, envidia de televisión autonómica para estos asuntos- los minutos previos al instante en que los almonteños saltan la reja que custodia a la talla mariana para aferrarse a uno de los banzos o a trozo alguno que quede libre donde agarrar la mano para participar en la salida de la Virgen rumbo a las marisma. Yo, libre de sospecha por ser entusiasta de la religiosidad popular, traté de buscar argumentos que justificaran, con un mínimo de raciocinio, aquel espectáculo que en algo me ruborizaba.

He dado con un artículo de Carlos Colón en Diario de Sevilla, en el que afirma que "almonteños y rocieros que ven con preocupación los excesos que se dan en los últimos años. Nadie los deplora más, ni lucha más contra ellos, que los almonteños que saben sentir y hacer las cosas. Pero ¿cuánta gente sabe hoy sentir y hacer en lo que a las fiestas religiosas populares se refiere? Para lo bueno y para lo malo son espejo de su tiempo".

No soy partidario de que el clero meta mano en asuntos cofradieros de una religiosidad popular con mucho de sentimiento. Experimentos pasados han demostrado en muchas ocasiones que a más teología, menos tacto para tratar con los fieles en esta materia. Pero alguien tiene que ponerle puertas al campo en el asunto del Rocío, más cuando se relee el párrafo anterior.

«Son muy jóvenes, los veteranos no se han querido meter este año y los que están no tienen experiencia alguna». Así transcribe Javier Azcárate en ABC Sevilla las declaraciones de "un longevo almonteño acostumbrado a estas lides [de la saltar la reja] desde su juventud". Pues que alguien les enseñe. Formación para desasnar y combatir los excesos.
Leer más
 

Ejemplos de Coco Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger