miércoles, 2 de febrero de 2011

La "putocracia" de Il Cavaliere

,
Ya lo dijo el presidente norteamericano Franklin Roosevelt en 1939 acerca del dictador nicaragüense Anastasio Somoza: “Puede ser un cabrón, pero es nuestro cabrón”. Algo así deben de pensar en Italia sobre Il Cavaliere y su “putocracia”, tal como define Paolo Guzzanti, un ex diputado del PDL, al sistema político italiano. “Mejor un putero que haga buenas leyes para la Iglesia que uno catoliquísimo que nos perjudique”, sentenció una vez el periodista Vittorio Messori. Y parece que sus compatriotas le han hecho caso.

Así no es de extrañar que mi amiga Sara, que llegó hace un mes a la delegación de Efe en Roma con una beca que ya quisiera yo, no entienda nada. El escritor Roberto Saviano, en su artículo del pasado viernes en La Repubblica, le daba la razón: “Entender lo que está pasando en Italia parece simple y es en realidad una cosa muy compleja”.


Silvio Berlusconi suma 16 juicios, de los que cuatro están en curso, y ha salvado nueve in extremis gracias a leyes confeccionadas a medida o indultos. Está acusado de prostitución de menores por la fiscalía de Milán, pero se niega a comparecer ante los tribunales.

Él prefiere hablar en televisión. Por eso la semana pasada llamó en directo al programa L’ Infidele (El Infiel) y protagonizó un espectáculo más propio de algún reality de la factoría Mediaset que del primer ministro de la séptima economía mundial. Se enzarzó en una pelea de insultos con el presentador Gad Lerner, que le llamó “paleto”. Berlusconi, por su parte, catalogó al espacio de “prostíbulo”. Sabrá de lo que habla.



El estadounidense Alexander Stille, en su libro Citizen Berlusconi, enumera una retahíla de artimañas que caen como el peor de los argumentos sobre el dirigente.

De forma cronológica habla de “las investigaciones sobre su hermano y las empresas de la familia”; del amiguismo reinante en el Parlamento, donde Berlusconi ha cobijado a muchos de sus empleados, “sobre todo si estaban imputados”; de sus “decenas de intentos de escapar de la justicia con fullerías”. Pero los italianos, ni se inmutan. De hecho, aunque según las encuestas el sultán no ganaría en el Senado, sí lo haría en la Cámara, y el Partido Democrático de la oposición está cinco puntos por debajo del PDL.

Los analistas de las revoluciones tunecina y egipcia contra Ben Alí y Mubarak hacen hipótesis sobre cuál será el siguiente dirigente en caer. ¿Alguna preferencia?

* Si te ha interesado, lee el reportaje "Berlusconi resiste", de Miguel Mora, publicado en el suplemento 'Domingo' de 'El País'. De él proceden buena parte de los datos que he recogido.

0 comentarios to “La "putocracia" de Il Cavaliere”

Publicar un comentario

 

Ejemplos de Coco Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger