martes, 24 de enero de 2012

Sobre Soraya Saénz de Santamaría y Ricardo Blázquez

,
Asisto sorprendido al debate suscitado en torno a la designación de Soraya Saénz de Santamaría como pregonera de la Semana Santa de Valladolid. El arzobispo pucelano, Ricardo Blázquez, en un acto con periodistas en supuesto off de record (no entraré en ese punto) dio a entender que la vicepresidenta del Gobierno no le parecía la persona más adecuada para este cometido por estar casada por lo civil y no por la Iglesia. A partir de ahí, aluvión de críticas para Blázquez.

¿Qué es un pregón de Semana Santa? El desconocimiento hacia esta celebración lleva a muchos a  asemejarlo a un pregón de fiestas, en el que una persona destacada de la ciudad sale al balcón del Ayuntamiento y lee unas palabras para desear a sus convecinos unas felices fiestas y exaltar las cualidades de su gentilicio. No.

Un pregón de Semana Santa es un acto religioso-literario que se realiza en torno al Domingo de Ramos y en el que una persona anuncia la llegada de los días en que las cofradías de esa ciudad recordarán en las calles a través de sus procesiones  la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Se suele realizar, en la mayor parte de los casos, aunque hay excepciones, en iglesias o teatros, a veces ante una talla devocional.

¿Y quién designa al pregonero? Lo más habitual es que sea la Junta de Cofradías de la ciudad, que puede consultar al obispo por ser la máxima autoridad de la diócesis. El caso de Valladolid, en el que el alcalde toma esta decisión entre una terna de candidatos, no es el procedimiento habitual. No olvidemos que estamos hablando de un acto que, pese a lo cultural, es religioso. Sorprende así que el presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid, José Miguel Román, haya afirmado, según pública "El Norte de Castilla", que el pregón no es un texto religioso, sino que versa sobre los aspectos antropológicos, históricos, culturales y turísticos, "por lo que proponemos personas con una gran capacidad de atracción mediática para que la promoción llegue a más gente". También sorprende escuchar a la diputada Cristina Narbona, quien anoche en "La Noche en 24 horas" de RTVE, al ser interrogada sobre esta cuestión, preguntó si la Semana Santa es una fiesta civil o religiosa. [Ver vídeo en el minuto 29:55]

¿Qué cualidades debe reunir un buen pregonero? Ser cofrade o al menos ser cercano a la Semana Santa, sentir y vivir esta celebración y ser buen cristiano. No basta con ser oriundo de la ciudad. El pregón de Semana Santa es un género que no puede prescindir del componente religioso, por mucha promoción turística que desde las instituciones se dé o de su innegable aspecto cultural, artístico, etnográfico, antropológico y un largo etcétera. 

¿Puede pregonar una persona casada por lo civil? El matrimonio es cosa de dos y, por tanto, puede ocurrir que una de los cónyuges sea ateo, agnóstico o profese otra religión. Desde ese punto de vista, es evidente que la respuesta es que sí. Cada cristiano tiene un nivel de religiosidad mayor o menor que debe respetarse, siempre y cuando haya un mínimo de coherencia con la doctrina del cristianismo. No sería lógico que pregonara alguien contrario a ella. Sí, en cambio, que pueda hacerlo un divorciado o un homosexual, prototipos de personas que conviven en el seno de la Iglesia. En ese aspecto, hay cristianos que demandamos un avance entre los dirigentes de la Iglesia, pero las palabras de Ricardo Blázquez no van en esa dirección, aunque algunos medios lo hayan interpretado así.

¿Cuál es entonces aquí el problema? Basta echar un vistazo al listado de pregoneros designados por el alcalde León de la Riva para darse cuenta de que en sus decisiones ha primado más el cargo institucional del pregonero que su compromiso y cercanía a la Semana Santa. De hecho, el PSOE de la capital castellanoleonesa ya protestó la semana pasada a este respecto. En Valladolid han pregonado Ana Botella, Paco Vázquez o Ruiz Medrano. En 2010 fue un periodista, Javier González Ferrari, cuyo único vínculo con la Semana Santa pucelana era su madre.


Leer más

miércoles, 28 de diciembre de 2011

El Gran Poder saldrá en 2012 a hombros y adornado con cardos

,
La Semana Santa de 2012 vivirá un hecho insólito en Sevilla. El Gran Poder desfilará por primera vez a hombros, en lugar de a costal como es costumbre en la ciudad. La cuadrilla de costaleros del Señor de Sevilla recibió la noticia anoche, tras una reunión de la Junta de Gobierno. Lejos de iniciar una protesta, en estos momentos valoran la posibilidad de crear una nueva cofradía o trasladarse a otra provincia.

El hermano mayor del Gran Poder, Enrique Esquivias, ha indicado que este cambio sustancial en una de las hermandades de la Madrugá no obedece a una necesidad. Al contrario, reconoce que se trata de un capricho de un grupo de hermanos que no han dudado satisfacer. No considera que vaya a encajar mal en la Semana Santa hispalense, pese a que tenga una marcada identidad y forma de celebrar.

La segunda gran modificación es que, aprovechando las obras de restauración que se están ejecutando sobre el paso del Gran Poder en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, se va a sustituir el adorno floral por un austero monte de cardos, al estilo de algunos pasos de ciudades como Zamora o Salamanca.

Tras ver muchos vídeos sobre las procesiones a través de YouTube, se ha creído que lo más adecuado es modificar el estilo para realzar la belleza de  la imagen sobre el trono que talló Ruiz Gijón en 1692.

¡Feliz día de los Inocentes! ¿Inocentes?
Leer más

domingo, 6 de noviembre de 2011

"España Negra", patrulleros del periodismo de sucesos

,
Emana un tufillo como si estuviera fermentando el rechazo a los sucesos como género periodístico. Como si el pedigrí del reportero que rastrea entre asesinatos, violaciones o secuestros no alcanzara el nivel de su compañero que se pavonea entre políticos. Como si fuera cosa menor, que debiera importar menos a la gente que lo que Rajoy y Rubalcaba han convenido declarar esta noche. Como si quedara reducido al puro morbo informativo. Lo olía ya en la facultad y lo huelo a diario entre quienes se espantan de que entre lo más leído de los medios digitales tiendan a colarse los sucesos, pese a que sufren un baile entre secciones del todo injusto.

España Negra, un libro coordinado por el inspector jefe de la Policía Nacional Rafael Jiménez, viene a demostrar que contamos con una hornada de patrulleros de la información que se menean con ojo entre las bambalinas de las pesquisas policiales y maniobran con solvencia en el trato con investigadores, víctimas y verdugos, con los secretos sumariales, con los silencios y las mentiras interesadas. Y todo lo narran en doce capítulos -de los que he leído ocho- de ímpetu novelesco gracias a un espacio generoso frente al que a menudo les niegan por la escasez del papel y por la supremacía de la agenda que dicta el eje Génova-Ferraz.

Cada relato, de entre treinta y cincuenta páginas, engancha y absorbe. La agilidad de la narración, el interés por los hechos y el garbo con el que están redactados impiden posponer su lectura hasta resuelto el caso. Sucede así con el primero que el propio Rafael Jiménez escribe sobre "los silencios de Alba", la niña de cinco años que a punto estuvo de morir por una paliza paterna. Jiménez, también jefe del gabinete de prensa de la Policía Nacional en Cataluña e investigador del asunto, encabeza un libro que siguen periodistas de El Mundo, ABC, Interviú o TVE, entre otros.

Cruz Morcillo recuerda el robo en casa de Esther Koplowitz con Cásper como comandante de los delincuentes. Y lo hace con la habilidad de quien se contonea entre los mafiosos como si cerrara tratos diarios con vores v zakones. Otra mujer, Mavi Doñate, viaja de Murcia a Galicia por los túneles de la prostitución de jóvenes rumanas como Roxana Illianivich, de 16 años, en una operación contra los proxenetas Lucian Mihai Ispas o Ceasu.

Manuel Marlasca lidia con las nauseabundas prácticas de monstruos como Nanysex, capaces de vejar a niños de apenas dos años. De su narración surge el aplauso a la Brigada de Información Tecnológica que persigue a quienes se parapetan en internet para camuflar sus repugnantes preferencias sexuales por críos que casi ni hablan. Mientras, Luis Rendueles aborda el caso de Socorro da Silva: la desafortunada historia de una mujer brasileña que viajó a España para conocer a su cibernovio y acabó asesinada por Ramón el de Ribadavia, cliente de los polvos que Socorro, convertida en Kelly, se vio obligada a echar. De su desaparición poco comentaron los medios de comunicación, centrados en enero de 2009 en dar con el cadáver de una aún desconocida Marta del Castillo.

Del secuestro de Rafael Ávila en Huelva, la música que le torturó en su cautiverio y las cabinas y llamadas telefónicas que delataron a sus captores habla Jesús Duva. Pere Ríos y Xiana Siccardi se encargan de los terroristas de ETA: de la noche del 21 de noviembre de 2000 en la que mataron a Lluch y del comando Madrid de los ochenta, con De Juan Chaos, Idoia López Riaño, Antonio Troitiño y Soares Gamboa.

Ella rememora su vida clandestina y sus "ekintzas", nombre con el que se referían a sus matanzas; la intención de liquidar al Rey en la zona de Ópera o a Pedro J. Ramírez antes de un partido de ACB entre Joventut y Estudiantes; el atentado en la calle Juan Bravo contra un microbús de la Guardia Civil, cuando a escasos metros de la Clínica Nuestra Señora del Rosario colocaron un Seat 124 que reventó un quirófano donde quince minutos había nacido un bebé.

Un comando que atentó en la plaza República Dominicana contra un autocar Pegaso que trasladaba a los alumnos de la Academia de Tráfico de la Guardia Civil y mató a 12 agentes. Que bombardeó con granadas anticarro la fachada del Ministerio de Defensa. Que se escurría escondido entre los pisos francos de la calle Río Ulla, del primero derecha del número 11 de la calle Carranza, del segundo del 23 de la calle Alcántara o del garaje del 165 de la calle Sambara.

Y si después de este aperitivo no te decides a leer España Negra es que no te gustan los sucesos... Al menos, déjanos leerlos a otros. Y permite que haya periodistas que combatan con su trabajo diario el tufillo de los estereotipos y de las malas prácticas en el oficio.
Leer más

lunes, 22 de agosto de 2011

Oraciones, ligues y sacos de dormir [versión original]

,
Hoy publico una crónica en ABC sobre la noche de los peregrinos de la JMJ en Cuatro Vientos. Cuelgo aquí la versión original, sin edición externa, tal y como salió de mi ordenador:

Oraciones, ligues y sacos de dormir


Miles de jóvenes convierten Cuatro Vientos en un campamento nocturno de la fe


Los 14,2 gramos de hidratos de carbono que aporta el cóctel de cacahuetes fritos y salados permite, a partes iguales, rezar y cantar hasta altas horas de la madrugada. La bolsa vacía de estos frutos secos "sin cáscara" es pisoteada por quienes entran en Cuatro Vientos para asistir a la vigilia de la JMJ. Unos muslitos de pollo algo fríos envueltos en papel de aluminio, ensaladas de pasta poco frescas y mucha agua también forman parte del manjar que distintos peregrinos se llevan a la boca. Y en vista de lo animados que están después de tantas horas, los que duermen han debido de comer otra cosa.


La noche en el aeródromo es de baile, de oración, de trabajo, de conversación y de sueño. Depende de la zona del recinto a la que mires. Sumido en penumbra, es un campo de semillas que Benedicto XVI ha sembrado para que crezcan firmes y arraigadas en la fe. El Papa, admirado por cómo la multitud de jóvenes soportó el intenso aguacero que acompañó a su discurso, les ha animado: "Vuestra fuerza es mayor que la lluvia".

Las sombras descansan al raso. El Pontífice les ha pedido que intenten dormir... regresará por la mañana para oficiar misa. Algunos siguen su consejo. Otros corretean o esperan su turno para recoger el picnic. Ir al baño, aunque hay cientos de retretes, es complicado. Es recomendable olvidarse de las prisas y no acudir con urgencias que no puedan posponerse unos minutos.

La fiesta en Cuatro Vientos es internacional. Un grupo de tanzanos cruza los cultivos de sacos de dormir. No cantan una nana, sino el "Hakuna Matata" al ritmo de sus bongos. Varios mexicanos se divierten con coreografías: "Que lo diga todo el mundo, ¿quién es el melonero?". "Somos adictos al Papa Benedicto", presume otra pandilla que se resiste a bostezar.

A la una, la mayor fiesta está en el F4. "Yo soy español, español, español", celebran. Y bota una bandera cubana. No tardan en unirse una de Colombia, de Estados Unidos y hasta una argentina, aunque el cántico recuerda ahora que España ganó el último Mundial de fútbol. "Esto parece un macrobotellón", se escucha decir a un chico que camina hacia "el mogollón". Pero no se ven borrachos ni más alcohol que unas cervezas.

Adoración al Santísimo

Varios peregrinos apuran unas cuantas latas alrededor del bar. Cartas, guitarras, charlas pendientes... En el sector D8 hay tiempo para ligar. Unos adolescentes se entregan al amor veraniego. El acento les delata y la bandera a sus espaldas lo confirma: son italianos. Ellas, españolas. Otros cuatro muchachos intercambian números de teléfono entre risas. Una de ellas lo teclea en su móvil mientras idea cómo volver a su zona "sin que me vea la monja". Las sirenas de ambulancias suenan entre los cánticos y las voces de los que se arrodillan para adorar a Cristo.

En la quincena de capillas que rodean el perímetro se expone el Santísimo. Ante el sagrario, cientos de jóvenes prosiguen la adoración que Benedicto XVI realizó antes frente a la Custodia de la Catedral de Toledo. Un sacerdote, por cuya túnica asoman las zapatillas de deporte, confiesa a cuantos se acercan. Se redimen culpas en cualquier rincón.

La tormenta que cayó en la vigilia ha obligado a inspeccionar varias carpas que funcionan como oratorios. En algunas —la nueve y diez, por ejemplo—  han quitado la lona del techo. Están precintadas por la Policía, pero los fieles prosiguen con la oración detrás de la cinta. Muchos duermen alrededor. Quizá sueñen con esos tres segundos en los que el Papamóvil cruzó frente a ellos o con la mirada del Cristo de aquel paso en el Vía Crucis. Quizá resuenen todavía las palabras del Papa en las que les anima a ser "valientes". O quizá el cansancio les impida soñar.

Una valla divide el aeródromo. Aunque tras ella estaba previsto que se alojaran los no acreditados, las previsiones se han desbordado, han tenido que entrar peregrinos en ese sector y no hay puestos para recoger la cena. Decenas de voluntarios les acercan bolsas con comida. Furgones policiales vigilan. "Parece la frontera entre México y Estados Unidos", bromea una mexicana sin perder la paciencia,

El tiempo de espera en los urinarios ha bajado. Apenas hay colas. Ahora se han trasladado a un autobús donde se carga la batería del móvil... mientras se pedalea en una bicicleta. "Yo lo tenía al 12 por ciento y ha subido enseguida", vocifera una joven hacia las tres de la madrugada. Sale un camión de mercancía en Cuatro Vientos, entran varios que recogen basura, despega un helicóptero. La actividad no se detiene ni un segundo a lo largo de la noche en este campamento de la fe.

Una segunda bolsa de cóctel, esta sin abrir, espera en el suelo una nueva JMJ. Será en 2013.
Leer más

martes, 9 de agosto de 2011

Esta tarde se casa mi niña...

,
Entre las muchas canciones que escuchamos juntos a bordo de la furgoneta, en las semanas que han precedido a la boda he recordado una. Yo era entonces un niño, pero hoy soy el padrino. El destino me ha querido regalar un privilegio que le correspondía a él. Diez años después de su muerte, he sido yo el que te ha acompañado de mi brazo al altar, pero ha sido su reloj, que hoy cuelga de mi muñeca, el que ha marcado los tiempos, el que ha puesto los segundos y los minutos con sus manecillas.

Decía que he venido recordando una canción que escuchaba cuando, de niño, iba y venía con mi padre, con el tuyo, tantos fines de semana de aquí para allá como copiloto. Sé que si él viviera hoy, también se habría acordado de ella. Son de esas cosas que se comentan en conversaciones de un padre con su hijo, que ni era aún adolescente, sobre el lejano día “en que se case alguna de tus hermanas”...

 

Hoy se ha casado la primera. Seguro que él habría escuchado entonces de nuevos aquello que compuso Ecos del Rocío, uno de sus grupos favoritos, y que decía: Esta tarde se casa mi niña, yo no sé si reírme o llorar. Yo, que escribo mejor que canto, hace algunas noches hilvané estas palabras con los versos del tema de estos cantantes andaluces, en el que un padre vive la boda de su hija:

Esta noche no sé si dormirme o sentarme un ratito a esperar
o sentarme un ratito a esperar
o pedirle mil veces a la Virgen (a la de las Angustias, añado yo)
que sin mí no le falta de ná

Miraba el padre al cuarto de su hija, como seguro que él hoy ha mirado desde algún lugar a San Pablo, donde, decía la canción, hasta el cura ha encendido otra vela cuando ha visto lo guapa que está.

Y el padre, papá, buscaba entonces a su esposa. Y cantaba Ecos del Rocío:

A su madre no la encuentro dejala que razones tendrá
para volverse a su cuarto un momento
no sabrá si reírse o llorar
está loca con el casamiento


Terminaba la canción, y termino yo también con ello, con una referencia del padre al novio:

Esta tarde no se qué decirle (a ti, Julio) cuando venga a abrazarme el chaval
Puede que le diga que si ha dicho que “sí” en el altar, que la quiera como el primer día
y si no que la vuelva a dejar como siempre a la verita mía 
O será suficiente el abrazo por la vida que van a empezar, por la vida que van a empezar
Y brindar con un golpe de vasos
porque en casa ya hay uno más


Ahí va, pues mi brindis:

Por Leti y por Julio, por la vida que hoy confirman, porque vea Salamanca, como nosotros la vemos hoy desde este comedor, muchos años de amor y felicidad. Y porque los sobrinos que vengan sean de la Unión…y semanasanteros. Pero de eso, llegado el momento, ya se encargará el tío.

¡Por Leti y Julio!
Leer más
 

Ejemplos de Coco Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger